Vitimanía

Vino

Como mejorar la ruta del vino Arlanza y el servicio Enoturístico en 3 sencillos pasos

Escrito por vitimania 09-06-2017 en Ruta de Arlanza. Comentarios (3)

Con la finalidad de mejorar el nivel de visitantes que recibe la ruta anualmente así como incentivar la recomendación boca a boca de los turistas de la zona se mencionan conceptos importantes que podrían representar un área de oportunidad para elevar el nivel de los servicios proporcionados por los negocios que conforman la Ruta del Vino de Arlanza


Ofrecer servicios de diseño y contenido web para las empresas constituyentes.

La página web de la ruta, así como sus redes sociales, debe servir de ejemplo a las de los negocios registrados demostrando actualizaciones constantes y un diseño optimizado para que los usuarios puedan utilizarla y principalmente encontrarla y obtener información acerca de las atracciones que la conforman. Una vez cubiertas las necesidades virtuales de la ruta en sí, esta debe procurar facilidades a las empresas para que estas generen y procuren sus propias páginas y redes sociales (véase el caso de la Ruta Ribera del Duero donde la ruta apoya a las bodegas con sus necesidades digitales).

Desarrollar una red de sitios web de la ruta para que se pueda reservar desde la página de la ruta

El sitio web de la ruta de Jerez propone un sistema bastante innovador para la industria. Pues, desde el mismo, se puede reservar una visita a los distintas bodegas y museos de la zona. Es un paso interesante que la ruta podría dar una vez se cubran los desperfectos con las sitios virtuales y las redes sociales de la ruta y sus empresas.

Hacer mas estrictos los horarios de visita para bodegas, museos, etc.

Una de las situaciones que más inseguridad generan a los turistas y a las agencias de viaje es la irregularidad e inestabilidad de horarios que una bodega pueda presentar para sus visitas y atención a clientes. Debemos recordar que, aunque el mundo del vino es un entorno apasionante, cultural y tradicional, los turistas esperan un nivel de trato y de horarios enfocado en ellos. Al final, el mercado es el que rige muchas situaciones laborales y si la ruta desea estar al nivel de los turistas internacionales eso podría significar trabajar durante las horas de siesta o incluso los domingos.

Bodegas y Enoturismo del futuro.

La industria del vino y sus productos derivados ha de renovarse si desea mantenerse como lo que alguna vez fue. Parece que la tradición ha frenado de alguna manera el deseo de experimentación que alguna vez existió en los viticultores. Ahora no solo en la manera de experimentar con los caldos, sino, en la manera de ofrecerlos al público. El enoturismo ofrece la capacidad a las bodegas de acercar a las personas al centro de trabajo y al parecer, el mercado está interesado. Solo necesita interés por parte de las bodegas de participar en lo que muy seguramente en un futuro será parte de la cultura del viticultor. El vender ahora no solo se tratará de; vino, se tratara de vender su bodega, su historia y su filosofía.

¿Qué fue de aquellas bodegas?

Escrito por vitimania 07-06-2017 en Jerez-Xérès-Sherry. Comentarios (1)



Es lo que ocurre cuando el tiempo pasa, puede que tengamos las respuestas o, al contrario, nos hagamos preguntas. Encontramos muchísima información que nos llega a desbordar, del tema que deseemos. Y, sobre las bodegas, aún más. Las que perduran, las que surgieron, las que se dan a conocer y las que lo intentan. Para eso tenemos todo un mundo tecnológico a nuestro alcance. Pero al igual que un ecosistema digital en enoturismo se diferencia de una TIC, el estudio que se requiere para conocer el origen de esas estructuras que albergaban el vino, va más allá de una entrada en internet tras darle al enter. Y eso es lo que me pasó a mí, que me sumergí en este mundo que te atrapa.

Un día empecé queriendo saber de aquellas bodegas desaparecidas y de cómo configuraron el urbanismo hasta hoy, otro día queriendo conocer lo que les dio vida _el vino, sus tierras y su fruto en todos sus aspectos, y a las personas que formaron parte de todo ello. Quería analizar también todas sus formas posibles con sus novedades y sus tradiciones. Por qué y para qué, me solían decir. Pues en un ir venir de pensamientos, encuentro el sentido.


Vivo en El Puerto de Santa María, y de aquí arranqué.  Y para hacerte venir dejo este texto del Prof. Franco Silva:

- "... El Puerto de Santa María ha sido siempre, a no dudarlo un pueblo afortunado por varias y muchas razones, algunas de ellas conocidas por sus vecinos, y de manera singular por todos aquellos que en jornadas fugaces, casi siempre de paso, lo visitan para sentirse fascinados por la belleza de sus calles abarrotadas de espléndidas casonas, por sus atractivas y hermosas bodegas, que invitan siempre a penetrar en ellas y descubrir y paladear la riqueza de sus vinos...".



https://tierrasybodegas.wordpress.com/

https://www.instagram.com/tierrasybodegas/?hl=es

https://www.flickr.com/photos/149533383@N08/

https://youtu.be/5P7ukrue870


Fotos, Escrito: María Teresa Cebrián González

¡¿Qué debo saber para beber vino?!

Escrito por vitimania 03-06-2017 en Vino. Comentarios (6)

Hola, mi nombre es Manuel, soy un ingeniero en sistemas computacionales de México, entré al Master de Comunicación en México y ahora mismo me encuentro en un intercambio en España, específicamente en Burgos en el Master de Enoturismo. Para una persona como yo, que proviene de un país donde la principal producción de bebidas alcohólicas es el tequila y el mayor  mercado lo tiene la cerveza, el mundo del vino resulta ser un campo desconocido.

En mi estancia en Burgos he tenido la oportunidad de acercarme al mundo del vino, empezando con mis prácticas, pues trabajo para un bodeguero que busca introducir sus ventas por internet. A la vez, he vivido la experiencia de estar en múltiples bodegas y catas de vino en las cuales he escuchado expresiones como “este vino tiene cuerpo”, “este es un vino redondo” “pueden percibir el sabor a maderas” etc… Lo primero que surgió en mi cabeza fueron cosas como “¡¿Qué significa vino redondo?!”, “¡¿Qué significa vino con cuerpo?!” “¡¿Maderas?! ¡Creí que el vino se hacía solo con uvas!”, y “¡¿Por qué diablos estoy estudiando esto si no entiendo nada?!”.

Me consideraba una persona ajena al mundo del vino y por lo tanto nunca me había sentido atraído por este mercado. Mientras pensaba en esto, asistía a clases y leía acerca del tema me di cuenta que gran parte de este problema es que este “mundo del vino” se ha encargado de aislarse a sí mismo. De cierta manera la comunidad que gusta del vino se ha vuelto un tanto elitista y esto ha creado un gran problema para abrirse paso en el mercado.

Sin embargo he aprendido una o dos cosas que pueden ayudar a las personas que, como yo, les interesa el mundo del vino y no saben por dónde empezar o que no saben qué vino comprar.

Empezaré por mencionar que para beber vino se necesita tiempo, no me refiero al tiempo de elaboración sino que, a diferencia de cualquier bebida alcohólica, los vinos existen de muchas variedades y para encontrar la variedad de vino que sea de tu gusto requerirás invertir un poco de tiempo.

LA ELECCIÓN

¿Qué vino debo elegir al momento de comprarlo?

Esta fue una de las primeras preguntas que me abordaron al entrar en este mundo y la respuesta es muy simple: DEPENDE. Depende de para qué lo quieras, existen diferentes categorías en las que entra un vino.

Empecemos por la categoría del color; existe el vino tinto, el vino rosado y el vino blanco. En mi experiencia, estas categorías se pueden reducir a sabores: El vino blanco es el más suave de los tres (la mayoría de las veces), después viene el vino rosado qué tiene sabor un poco más fuerte y por último el vino tinto qué tiene todavía más fuerza en su sabor. Es aquí donde nacen expresiones como “vino con más cuerpo” o “más volumen” pues hacen referencia a su sabor en boca. ¿Quieres probar un vino por primera vez? Yo te recomiendo un vino blanco, en especial los “Eiswein” o vino de hielo (por su traducción del alemán), a mí me gusta este tipo de vino por su sabor dulce y nada agresivos en boca. ¿Quieres acompañar una comida en donde el plato principal es una carne roja? Prueba un vino tinto pues su sabor “con más cuerpo” contrasta de una manera muy buena el sabor de las carnes en la boca. ¿Quieres refrescarte en una tarde calurosa? Prueba una copa de vino rosado antes de la comida pues su sabor, no muy dulce, no te va a quitar el apetito pero será agradable por no tener tanto cuerpo como un vino tinto.


Otra categoría que he encontrado particularmente útil es “el tiempo de crianza”. Esto no es otra cosa que el tiempo que ha pasado el vino en barrica y en la botella. Este tiempo marca una gran diferencia en el vino, pues de acuerdo al tiempo que pasa en cada una de estas etapas (barrica y botella) el vino adquiere diferentes propiedades. Este tiempo determina si el vino es etiquetado como “crianza”, “reserva” o “gran reserva”. Los vinos denominados de “Crianza” son vinos que maduran durante dos años, de los cuales como mínimo 6 meses deben permanecer en barrica. Los vinos “Reserva” deben madurar 3 años, de los cuales unos 18 meses mínimo han de permanecer en barrica, y 2 años de reposo en botella. Los vinos “Gran Reserva” son los que necesitan mayor maduración (5 años), con unos 18 meses en barrica y unos 42 meses en botella antes de salir al mercado. Mientras más tiempo pasa en la barrica el vino adquiere más el sabor de la madera, mientras menos tiempo pasa en barrica, el vino tiene un sabor más afrutado. Aquí es donde surge la expresión “vino redondo” que quiere decir que en el vino se encuentran balanceados los sabores de la madera, de la fruta, el grado de alcohol, su amargura, etc. Por lógica podemos deducir que los vinos “Crianza” toman menos tiempo para elaborar si los comparamos con un “Reserva” o un “Gran Reserva”  por lo tanto esto se puede ver reflejado en su precio. Un vino “Crianza” resulta ser más barato que un “Reserva” y este es más barato que un “Gran reserva”.

¿Quieres un vino con un sabor afrutado? Compra un vino “Crianza” pues no ha pasado tanto tiempo en barrica. ¿Quieres un vino para impresionar a tu jefe en una cena? Compra un “Gran reserva” pues el sabor de este vino refleja las maderas de la barrica, además que a tu jefe le gustará el detalle de que busques un vino más exclusivo para él. ¿Quieres aventurarte a conocer un vino nuevo? Dale la oportunidad a un “Reserva”, el balance de sus sabores te pueden sorprender.

*Nota: dentro de estas categorías de vino existe el vino “Joven” que puede o no estar en barrica, es el que menos tiempo de elaboración exige de todos y es el más afrutado.

Por ultimo mencionaré que beber vino es como conocer a tus mejores amigos, para hacer esto uno busca ciertas características en las personas, como por ejemplo alguien divertido, relajado, interesante, inteligente, etc. Para beber vino se necesita hacer exactamente lo mismo, se necesita buscar una uva que te guste, pensar en la ocasión y lo más importante: dedica tiempo en buscar el vino que sea de tu mayor agrado.


Ing. Manuel Garza Lettiery.


Bodega Enológica Wamba

Escrito por vitimania 04-05-2017 en Pampliega. Comentarios (3)

Esta Bodega Enológica Wamba está ubicada en Pampliega lleva el nombre en honor a un rey visigodo “Wamba” que acabó retirándose en el Monasterio de los Monjes Negros de San Vicente y muriendo en esta localidad de Burgos en el año 688.

Los orígenes de las viñas en Pampliega y sus alrededores se remontan a la época de los romanos. Los datos de la Edad Media reflejan que Pampliega abastecía de vino a la capital, Burgos, y de ello dan fe tanto los escritos como el racimo en piedra esculpido en el pórtico de la iglesia del pueblo.

Bodega Enológica Wamba (Pampliega) Spain

La historia familiar de esta bodega se remonta a la explotación de varias hectáreas de viñedo que realizaba el abuelo de Alfonso y Francisco hace más de 25 años. Elaboraba vino para el consumo familiar y venta a vecinos.

Estos viñedos desparecieron prácticamente por el ataque de la filoxera, la introducción de tractores y herbicidas que se echaban a los terrenos.

En el año 2003, los primos Alfonso y Francisco decidieron retomar la actividad de su abuelo plantando nuevas vides de variedades: Tempranillo, Merlot, Moscatel y Syrah, apostando por esta última por sus cualidades enológicas.

En la actualidad elaboran vinos de la Tierra de Castilla y León de calidad que sorprenden.

La bodega Enológica Wamba logró su primera medalla de oro en el Concours Mondial de Bruxelles por el Ambisna Verdejo 2008. Además de esta primera medalla de oro, destaca el Premio Bacchus de Plata con el tinto Anbisna 2007.

En apenas cinco años desde su puesta en marcha han conseguido estar presentes en una decena de mercados internacionales. Entre ellos destacan los de Panamá, Mexico, Canada, Bélgica, Holanda, Suiza, Inglaterra y China. También la presencia nacional se va consolidando en los últimos años, según indica Alfonso Sicilia.


Vídeo: http://ow.ly/URe630cj6ZM

http://www.enologicawamba.com/