Vitimanía

Bodega Enológica Wamba

Esta Bodega Enológica Wamba está ubicada en Pampliega lleva el nombre en honor a un rey visigodo “Wamba” que acabó retirándose en el Monasterio de los Monjes Negros de San Vicente y muriendo en esta localidad de Burgos en el año 688.

Los orígenes de las viñas en Pampliega y sus alrededores se remontan a la época de los romanos. Los datos de la Edad Media reflejan que Pampliega abastecía de vino a la capital, Burgos, y de ello dan fe tanto los escritos como el racimo en piedra esculpido en el pórtico de la iglesia del pueblo.

Bodega Enológica Wamba (Pampliega) Spain

La historia familiar de esta bodega se remonta a la explotación de varias hectáreas de viñedo que realizaba el abuelo de Alfonso y Francisco hace más de 25 años. Elaboraba vino para el consumo familiar y venta a vecinos.

Estos viñedos desparecieron prácticamente por el ataque de la filoxera, la introducción de tractores y herbicidas que se echaban a los terrenos.

En el año 2003, los primos Alfonso y Francisco decidieron retomar la actividad de su abuelo plantando nuevas vides de variedades: Tempranillo, Merlot, Moscatel y Syrah, apostando por esta última por sus cualidades enológicas.

En la actualidad elaboran vinos de la Tierra de Castilla y León de calidad que sorprenden.

La bodega Enológica Wamba logró su primera medalla de oro en el Concours Mondial de Bruxelles por el Ambisna Verdejo 2008. Además de esta primera medalla de oro, destaca el Premio Bacchus de Plata con el tinto Anbisna 2007.

En apenas cinco años desde su puesta en marcha han conseguido estar presentes en una decena de mercados internacionales. Entre ellos destacan los de Panamá, Mexico, Canada, Bélgica, Holanda, Suiza, Inglaterra y China. También la presencia nacional se va consolidando en los últimos años, según indica Alfonso Sicilia.


Vídeo: http://ow.ly/URe630cj6ZM

http://www.enologicawamba.com/

Comentarios

Las bodegas con una gran historia siempre tienen mas encanto. (Yiru Wang)

El arte va dejando su rastro, como el vino a lo largo de la historia. Siguen con fuerza, llegan lejos. Habrá que ir!!. Maite.

Definitivamente una bodega única y su dueño tiene mucho sentido del humor. Me la pasé genial ese día, en primera por la calidad de sus vinos y en segunda por la compañía que fue la cerecita del pastel.

Añadir un Comentario: